Nutrición en la infancia y escolaridad

En esta etapa de la vida el crecimiento suele ser de ritmo lento y mantenido antes de la llegada del estirón puberal.

Es una época importante en el desarrollo porque:

* Se está gestando el número de adipocitos(células grasas) que nos acompañará de por vida. Si desarrollamos un número alto, este será un lastre que puede hacernos padecer sobrepeso y obesidad en el futuro.

* Así mismo, es una época en la que se marcan futuras alteraciones metabólicas (diabetes, trastornos de las grasas, etc.) que el cuerpo equilibra hasta llegado el momento que surgen a nivel externo.

* Las preferencias y aversiones del niño o niña por ciertos grupos de alimentos se configuran en gran parte, en este período de vida, pudiendo posteriormente si existe un desequilibrio aparecer las carencias que influyen negativamente en el desarrollo y en la salud a posteriori.

* Es un período en el cual se tiende a rechazar comidas desconocidas. Es por ello vital el asesoramiento en este aspecto.

Nuestro objetivo es el desarrollo regular y equilibrado, tanto en el aspecto físico como psíquico, y para ello adaptaremos el programa nutricional a tu ciclo de vida y tus costumbres diarias (con la elaboración de menús a la carta diarios si tuvieras que quedarte en el comedor escolar, diseñando el ciclo de alimentos para el resto de tu jornada)